Es una pregunta que a todas nos ronda la cabeza, cuando queremos ser Modelo Web, sin embargo, la respuesta es subjetiva.

Hay que dejar algo en claro, la palabra “Modelo” no se debe tomar literal, es más bien un término acuñado a la actividad en su momento, por desconocimiento.

La realidad es que todos y cando digo todos es sin excepción. Ya que la belleza no está dictada por estándares como nos lo hace pensar la industria de la moda. Para ellos una persona delgada es menos tela más rentabilidad.

La belleza está en los ojos del observador, y para todo hay gustos, es por eso que no requieres una talla en específico, sin embargo, hay que tener algo en cuenta, y es que, claro que hay tallas que se desempeñan mejor, la buena noticia es que el maquillaje vino para quedarse y es allí done la pelea se pone pareja.

Hasta aquí no la decisión de si aplicas o no depende de ti, ya que una vez tu imagen personal sea la correcta, los factores que definen si te va bien o mal son los actitudinales, como el carisma y la psicología.

No tiene que ser verdad absoluta ni es un test 100% efectivo para saber si tendrás éxito en la industria, esto puede variar según las personalidades.

Pregúntate lo siguiente:

  • ¿tengo mente abierta?
  • ¿Soy curiosa y me atrae lo nuevo?
  • ¿me incomodaría desnudarme en internet?
  • ¿Te aburre los horarios de oficina y los sueldos mínimos?
  • ¿veo el modelaje como un empleo de gran potencial?
  • ¿Tomo mis propias decisiones y decido sobre mi cuerpo?

Si cuatro o más respuestas fueron “SI”, entonces ¡Bingo! Ya tienes la respuesta, eres totalmente compatible con el modelaje, lo demás se aprende en el camino.

Abrir chat